La modalidad de trabajo Freelancer consiste en tener varios trabajos o varias asignaciones cortas con distintas compañías, websites, organizaciones, etc., sin un contrato a largo plazo. Modalidad que se viene expandiendo velozmente gracias a Internet, y se espera que esta modalidad siga creciendo. Se trata de libertad, empoderamiento y desafíos.

¿Cómo volverse Freelancer?

  1. En primer lugar tienes que definir qué tipo de trabajo puedes comprometerte a hacer. Identifica tus habilidades y aptitudes como valiosos recursos que te permitirán obtener dinero a cambio
  2. En segundo lugar, deberás crear una marca para vender tus servicios en el mercado. Esto se denomina “branding”: crear una marca para el servicio que deseas vender y mostrar qué te diferencia de tus competidores (tu “identidad” incluye website, logo, blog, redes sociales, entre otros)
  3. En tercer lugar, construye un portafolio que muestre tu trabajo. Muchos clientes estarán más interesados en ver tu trabajo que tus credenciales académicas. Construye primero tu carta de presentación, que incluya testimonios de personas u organizaciones con las cuales trabajaste
  4. Luego, desarrolla habilidades comerciales específicas del negocio en el que te encuentras. Para poder convertir tu negocio de Freelancer en una carrera, tendrás que familiarizarte con los principios básicos de tu negocio, tales como marketing, impuestos, etc.
  5. También deberás establecer tu sistema de facturación. Parte de convertirse en Freelancer y ganar dinero que te permita vivir de eso es establecer un sistema de cobro y pago por tus servicios. Deberás establecer rangos de precios por tus servicios, estar listo para explicar las tarifas que ofreces, etc.
  6. Consigue clientes. Puedes comenzar promocionándote con conocidos y familiares y pedirles a ellos que te recomienden. Deberás destinar algo de tu tiempo a crear una red de clientes. Y deberás tener bien en claro quiénes son tus clientes para especializarte en sus necesidades. También podrás captar clientes en páginas especializadas en trabajo freelancer tales como  Freelancer o Fiverr
  7. No te desmotives. El mayor obstáculo de esta modalidad es el bloqueo mental de pensar “No puedo hacerlo”.  Arma tu plan de negocio, para no sentir que es solo una fantasía y una necesidad de trabajar desde casa, sino que se trata de un verdadero negocio
  8. La construcción de tu negocio como freelancer es un proceso y lleva tiempo. Asegúrate de invertir el tiempo y el esfuerzo necesarios, antes de dejar tu(s) otro(s) trabajo(s). Tal vez tengas que preparar el terreno haciendo los pasos anteriores en paralelo a tus otras actividades, antes de poder dedicarte 100% a esta modalidad como freelancer
  9. Prepárate para periodos de poco movimiento. En todo negocio, hay periodos de inactividad. Y probablemente pienses que es un fracaso, pero recuerda que no debes estresarte ya que eso sucede en todas las industrias. Tienes que armarte un plan para estos momentos (plan de ahorros, cambios de precios, etc.). Luego de un tiempo, aprenderás a anticipar los tiempos de inactividad y a gestionarlos  
  10. Aunque no tener un jefe pueda parecer ideal, debes tener en cuenta que tendrás que hacer tu propia autocrítica para poder reflexionar acerca de tus acciones necesarias para alcanzar los objetivos, otras personas con las cuales trabajes pueden ayudarte (por ejemplo, si trabajas como escritor), pero en última instancia recuerda que tú eres tu propio jefe. Asimismo, debes estar preparado para hablar MUCHO de ti mismo y de lo que haces, ya que las oportunidades a menudo vienen de los lugares más inesperados

Como todo, tiene su costado positivo y negativo. Cuando eres empleado con contrato indeterminado, gozas de vacaciones pagas, bonos extras y otros beneficios que otorgan las compañías a sus empleados. Sin embargo, cada vez más personas priorizan trabajar como freelancers para poder manejar sus propios tiempos, desde cualquier parte del mundo, gestionándose sus propias tareas y haciendo lo que más les gusta.