Empieza “por casa”

Suele parecernos más fácil amar a otros, que amarnos a nosotros mismos, a veces podemos sentirnos egoístas o con culpa por pensar en nuestras necesidades.

Sin embargo, la autoaceptación es muy importante a la hora que crear vínculos sanos con otras personas.

Amarase a uno mismo significa reconocer el valor que uno tiene, y vivir nuestra propia vida con la mayor honestidad posible.

Afortunadamente, con un poco de práctica y paciencia, puedes aprender a amarte a ti mismo también.

Aquí algunos tips que te ayudarán en este camino de auto amor:

Vencer las creencias negativas que tengas sobre ti

A muchas personas les cuesta abandonar las ideas negativas que tienen acerca de sí mismas. Estos pensamientos suelen venir de personas cuya opinión apreciamos, y cuyo amor y aceptación buscamos.

Sin embargo, esas falsas creencias son las que debemos reemplazar por pensamientos amorosos y reales acerca de nuestro verdadero potencial.

Evitar el perfeccionismo

Si te esfuerzas en querer alcanzar la perfección, y luego se te vienen pensamientos negativos cuando no obtienes un 100 % de satisfacción, prueba cambiar la línea de pensamiento y enfocarte en el esfuerzo para alcanzar un objetivo.

Toma consciencia de los círculos de negatividad en los que a veces entras para criticarte. Y recuerda que así como el sol no se esfuerza por brillar, ni el pasto se esfuerza por ser verde, tampoco tu tienes que esforzarte en ser perfecto, ni en simplemente ser nada más de que lo que ya eres por naturaleza.

Descarta el filtro negativo

Enfocarte siempre en lo negativo es un mal hábito para tu vida.  Enfocarte excesivamente en lo negativo puede llegar a darle a los eventos una relevancia desproporcionada. 

Si te encuentras a ti mismo quejándote por todo lo malo que hay en tu vida, intenta encontrar evidencia de lo contrario, ya que es poco probable que todo esté realmente tan mal.

Una actitud agradecida y de valoración de lo que tienes te llevará hacia una frecuencia de vibración más alta, la cual atraerá, a su vez, más eventos positivos.

No te insultes

Si te insultas estarás reduciendo tu ser a un simple aspecto tuyo que no te gusta.

Háblate amorosamente, diviértete contigo, conócete y enamórate de ti.

No des por sentado que ocurrirá lo peor

Ser más realista reemplazando las percepciones internas por pensamientos más reales.

Reescribe tu guion interno

Cuando te encuentres pensado negativamente acerca de ti mismo, acéptalo, identifica el sentimiento y luego conscientemente reemplaza ese pensamiento por uno más positivo. Reescribe tu guion interno.

Repite afirmaciones positivas

Por ejemplo: “Voy a alcanzar mi sueños y vivir feliz y en paz”, “Voy a amar a los demás con todo mi corazón”, “Voy a aprender a perdonarme y perdonar a otros”.

Identifica las respuestas negativas que tienes a tus afirmaciones positivas

Si se te vienen a la mente afirmaciones negativas cuando estás con tus afirmaciones positivas, intenta identificar el origen de los pensamientos negativos, es decir, quién te lo ha dicho, de dónde proviene.

Piensa en alguien hacia quien te sientas neutral

Repite las afirmaciones teniendo esta persona en la cabeza. Permite que la positividad de las afirmaciones te invada completamente.

Repite las afirmaciones sin pensar en nadie en particular. Enfócate en la positividad de las afirmaciones. Permite que esa positividad de impregne completamente, y envía al universo ese sentimiento de bienestar

Conoce los peligros de la falta de amor propio

La falta de amor propio puede llevarte a tomar decisiones nocivas. La falta de autoestima, que se traduce en un sentimiento auto boicot, puede llevar a necesitar de los demás para obtener su validación y aprobación.

Y recuerda: nadie puede decirte quién eres tú o quién no eres, porque tú ya ERES.