¿Qué es Dios para ti?

En la adolescencia, una amiga, supongo desde su ignorancia, veía a Dios como una autoridad perfecta que la señalaba como pecadora, y solía sentirse como una especie de magdalena que lloraba suplicando su perdón.

Incluso hoy, le cuesta llamarlo “Dios”, le resulta más ameno llamarlo “Madre Tierra”, “Pachamama” o “Energía Universal”, o cualquier otro nombre que no le haga recordar a esa imagen de Dios juez y torturador.

La Iglesia como refugio

Por esos años, la Iglesia católica representó para ella un refugio, una especie de familia espiritual. Se encontró con muy buenas personas (entre ellos algunos curas, seminaristas y compañeros de misiones) y todos hicieron de sostén unos de otros. En ese lapso participó de misiones y viajes solidarios, tocó la guitarra en el coro los domingos, participó de encuentros ecuménicos, caminatas a Luján, y hasta fue dirigente de la acción Católica. La iglesia representó en aquel entonces para ella una búsqueda de leyes.

Pero con el correr de los años esa institución dejó de representarla porque su discurso ya no resonaba en sus fibras internas. La falta de aceptación de la sexualidad como parte natural del ser humano por parte de la Iglesia y su constante exclusión de la mujer en sus jerarquías, hicieron que se apartara. Entonces dejó la religión, para bucear en la espiritualidad. ¿Pero qué es la espiritualidad?

En búsqueda de las 7 Leyes Espirituales según Deepak Chopra

Buscando Leyes Espirituales que pudieran servirle, e inspirada por la serie que vi en Netflix “La historia de Dios”, creada y conducida por Morgan Freeman, le resumí estas 7 Leyes Espirituales del éxito según Deepak Chopra:

  1. La Ley de la Potencialidad Pura / Ley de unidad: Nuestra naturaleza esencial es la potencialidad pura. Somos la creatividad infinita y el campo de todas la posibilidades. Cuanto más desarrollemos nuestra naturaleza, más cerca estaremos de esa energía omnipresente. El concepto de posibilidad eterna encierra la capacidad de cumplir con nuestros sueños
  2. La Ley del dar: Dar y recibir. El universo opera a través de este intercambio dinámico. Nada es estático. Estamos en constante intercambio con el universo, nuestra mente mantiene una interacción dinámica con la mente del cosmos. El flujo de la vida no es otra cosa que la interacción armoniosa de todos los elementos y las fuerzas que estructuran el campo de la existencia
  3. La Ley del «KARMA» o Causa y Efecto: El “karma” es la acción y su consecuencia, es al mismo tiempo causa y efecto, ya que toda acción genera una energía que vuelve a nosotros de igual manera (“Cosecharás tu siembra”)
  4. La Ley del Menor Esfuerzo: “Economía del esfuerzo” /”Hacer menos para lograr más”. Si prestamos atención a la naturaleza, vemos que ella no hace ningún esfuerzo por funcionar. Así como es la naturaleza del sol brillar, es la naturaleza humana que sus sueños se cumplan con facilidad y sin esfuerzo, sin resistencia, espontáneamente.
  5. La Ley de la Intención y Deseo: Todo el universo, en su naturaleza esencial, es el movimiento de la energía y la información. La atención da energía, y la intención transforma. Cualquier cosa a la cual prestemos atención, crecerá con más fuerza en nuestra vida.
  6. La Ley del Desapego: Para adquirir cualquier cosa en el universo, debemos renunciar a nuestro apego a ella. No renunciamos a la intención, ni al deseo, sino al resultado.
  7. La Ley del «Dharma» o Propósito en la Vida: Estamos en el plano físico para cumplir con un propósito. Cada ser humano tiene un talento único y única es su manera de expresarlo. Cuando se unen esas expresiones únicas con necesidades únicas, se produce la chispa de la abundancia.

Si quieres leer el texto completo de Deepak Chopra ingresa en “LAS 7 LEYES ESPIRITUALES DEL ÉXITO”